Archivo para la categoría Drama

Los cuatrocientos golpes

  • Título: Los cuatrocientos golpes (Les quatre cents coups)
  • Director: François Truffaut.
  • Nacionalidad: francesa.
  • Productora: Les Films du Carrosse.
  • Año: 1959.
  • Género: Nouvelle vague, drama.
  • Reparto: Jean-Pierre Léaud, Claire Maurier, Albert Rémy, Guy Decomble, Georges Flamant, Patrick Auffay. (Filmaffinity)

Movido por un interés personal, François Truffaut construye una fábula sobre una existencia que bien podría parecerse a la suya. Es precisamente una de las particularidades de la Nouvelle vague, movimiento en el que se inserta esta obra francesa de finales de la década de los 50: partir de una historia realista para llegar a un autoconocimiento personal; un análisis psicológico, que no tiene por qué ser objetivo.

Los cuatrocientos golpes, título que procede de la expresión en francés “faire les 400 coups”, que viene a describir a aquellas personas que llevan una vida desordenada y fuera de la moral establecida, es precisamente un retrato psicológico que pretende explicar la pérdida de la inocencia de un preadolescente en un París burgués y constreñido por costumbres opresivas.

Antoine Doinel es un hombre y es un niño. El personaje central de la película es un ser vagante, sin rumbo, infantil por su falta y deseo de afecto, maduro por su aceptación de la realidad, por su clara conciencia de lo innegociable, del desprendimiento y de la disposición a la fatalidad que ronda en todo lo que se mueve. En ese sentido, su madre supone el contrapunto: una mujer fuerte, como los personajes femeninos que construye Truffaut, pero excesivamente ególatra e irreflexiva.

El director consigue trasladar al espectador la opresión personal a través de planos muy cerrados, donde las propias cabezas se salen de la pantalla, con personajes (y la mayor parte del tiempo, Antoine) como seres encerrados en unas circunstancias. El montaje ayuda a este propósito: en cada secuencia Truffaut cuenta las peripecias de Antoine, que está lleno de nobles intenciones, como no decepcionar a su familia, empresa que se torna imposible a cada día y, posteriormente, alejarse de su hogar para ganarse la vida por su cuenta para no causar más problemas. Es decir, la sucesión de acontecimientos le hacen ser quien es, sin posibilidad de rebelarse contra ello, porque cualquier intento por su parte acaba en un fracaso.

Paradigmática es la escena en la que Antoine se ha escapado de casa de noche y deambula por París. Roba a hurtadillas una botella de leche y comienza a bebérsela. En ese escenario, parece un ladrón que emerge de la oscuridad, un ladrón completamente adulto, pero a la vez con gesto inofensivo. La botella de leche, que se agota a cada sorbo y que se coloca en la zona de luz, es un objeto simbólico de la inocencia y de esa infancia que empieza a resquebrajarse por los golpes de la vida. En ese montaje influye lo que aportó Welles al cine, ya que toda la película está al servicio de las sensaciones y de las intenciones marcadas.

Truffaut obliga al espectador a tomar partido y a que se compadezca del Antoine a través de la expresividad de las imágenes, del blanco y negro, de los planos cortos, de la opresión de las localizaciones. La compasión provoca un retrato subjetivo, pero certero, sobre el protagonista: un antihéroe, un niño de buen corazón cuya mala fortuna hace que el resto de personajes lo perciban como dañino y despreocupado.

Jean Pierre Leaud, actor protagonista del filme

El plano secuencia magistral que cierra el largometraje demuestra el dominio expresivo que despliega el director. La cámara avanza hacia adelante a la vez que lo hace el personaje, como una metáfora de lo ineludible, de un futuro escrito en la arena de la playa, un destino que se borra a cada paso y que se boceta en el rostro movido de Antoine.

Anuncios

, , , ,

4 comentarios

Donde viven los monstruos

  • Título: Donde viven los monstruos
  • Título original: Where the wild things are
  • Director: Spike Jonze
  • Nacionalidad: estadounidense
  • Productora: Warner Bros.
  • Año: 2009.
  • Género: Fantástico. Drama.
  • Reparto: Max Records, Catherine Keener, Pepita Emmerichs, Mark Ruffalo, Max Pfeifer, Madeleine Greaves, Joshua Jay, Ryan Corr, Steve Mouzakis.

Supongo que cuando Maurice Sendak creó el libro Where the wild things are lo hizo pensando en los niños heridos.

No es un libro para niños. Menos aún la película. Los niños no deberían conocer el dolor. Pero esta obra da por hecho que conocen el dolor y que lo procesan, como todo lo demás, de un modo irracional, aceptándolo como uno más en su vida, como existe la ovejina de lana con la que duermen y el plato de espagueti que tanto les gusta. Así como aceptan su miedo a la oscuridad o a los monstruos o su frío o su hambre o su enfermedad.

Como adultos, podemos intuir que cuando Max se hace a la mar lo está haciendo en su imaginación. Pero esa frustración que nos transmite la escena unida al realismo de las tormentas y las olas nos hacen vivirlo como algo real, es decir, como lo viviría el propio Max. También lo absurdo de muchas situaciones en la isla, que en el fondo no es más que un lugar oculto, rodeado de océano y lágrimas, donde nadie nadie nadie puede entrar, recuerda lo inocentes que seguimos siendo.

– ¿Quién es ese? -le pregunta Max a Carol mientras caminan por el desierto y ven a un perro del tamaño de un edificio.

-Ah, es ese perro. No le hagas caso o no se te despegará -responde Carol, como si fuera lo más natural del mundo.

Estamos en un mundo irreal pero ya nos hemos habituado a que el niño, el pequeño rey, interactúe con todos los personajes fantásticos de la isla y estos no nos parecen ya irreales, parte de nuestro mundo. Es el perro, que sí es un referente del mundo real, el que nos trastoca, cuando simplemente se le aumenta de tamaño.

Ahí está la magia de este filme. No es una peli para niños: es una peli para niños. Tienes miedo de lo salvaje, de lo que no puedes controlar. De que de un zarpazo descuidado o un empujón o un bocado hagan daño a Max. Como espectador te hace colocarte en el punto de vista de un crío de seis años (todo ocurre porque sí) que descubre el mundo: su maldad, su horror, sus salidas de emergencia. Y también un mundo lleno de amor y de cenas que no se enfrían.

Dos últimos apuntes: la página web oficial es una delicia en flash y os invito a visitarla pinchando aquí. El actor que encarna a Max se llama (¿cómo es posible?) Max Records y lo hace increíblemente bien. Las expresiones de su carita son poesía.

, , , , , , , ,

10 comentarios

2010 Memories

Al modo de los medios, las revistas y críticos literarios y cinematográficos de prestigio, La Planta Baja también quiere hacer un repaso de las publicaciones recomendables de este año.

(+) Acompañamiento musical.

Libros:

Poesía:

  • Título: Poemas de amor
  • Autora: Anne Sexton.
  • Editorial: Linteo
  • Año: 2009
  • Número de páginas: 166.

Esta es la única excepción de la lista, ya que se trata de un libro de 2009. Yo he descubierto a Anne Sexton este año, así que para mí este poemario es tan importante como otros que han salido en 2010.

Cualquier cosa que diga de esta autora, ganadora del premio Pulitzer como poeta, o de este libro en concreto ya está dicho. La feminidad, hablar abiertamente de sexo y las fracturas, la que se hizo cayéndose por las escaleras de su casa y la de su personalidad (empezó a escribir por prescripción médica de su psicoanalista) marcan esta obra deliciosa.

Prosa:

  • Título: Sexografías
  • Autora: Gabriela Wiener
  • Editorial: Planeta
  • Año: 2010.
  • Número de páginas: 220.

En cuanto a la prosa, mi recomendación clarísimamente es Sexografías, de Gabriela Wiener. Después del prólogo de Javier Calvo, se suceden una serie de reportajes realizados bajo un hilo conductor: el sexo. Como una nueva Truman Capote, la periodista peruana se ve inmersa en diferentes situaciones: se somete a una donación de óvulos, visita travestis y putas en París, accede a un intercambio de parejas… Todo relatado desde un punto de vista subjetivo pero sin que dejemos de ver la objetividad del suceso.

Sorprendente lectura.

Páginas web:

Tenían veinte años y estaban locos es una propuesta que nos deja este 2010, repleta de poetas nacidos alrededor de los 90. Algunos son españoles, como David Leo, Laura Casielles, Emily Roberts o Unai Velasco. Otros son extranjeros, escogidos por la autora de la bitácora, la estudiante de Periodismo y columnista de Público Luna Miguel. Entre estos últimos destacan Natalia Litvinova, Ellen Kennedy, Agostina Ciccione o Steve Roggenbuck. Luna es la responsable de algunas de las traducciones del inglés.

Una lectura nueva y refrescante, que demuestra dos cosas: que la juventud no es sinónimo de inexperiencia y que la belleza no reside sólo en la juventud.

Películas:

  • Título: Poetry (Poesía).
  • Título original:
  • Director: Lee Chang-dong
  • Nacionalidad: surcoreana.
  • Productora: Korea Theatrical Run.
  • Año: 2010.
  • Género: Drama.
  • Reparto: Yoon Jeong-hee (윤정희), Kim Hee-ra (김희라), Lee David (이다윗), An Nae-sang (안내상 ).

Poetry es una peli de la que ya hablé en su momento aun sin haberla visto.  Bajo el planteamiento de anciana a la que le diagnostican alzheimer, una violación, un suicidio y un niño huérfano podría resultar dramática hasta el colapso, sin embargo, tiene ese estilo asiático, me atrevería a decir japonés, de relente, de relato que va calando, de palabras lentas con imágenes poderosas.

Hay algunos diálogos prescindibles o absurdos, pero en general, es una película que se disfruta y planta su semilla en el espectador. Y la poesía, siempre la poesía, como excusa de la vida.

Discos:

Este terreno es quizás en el que más he dudado. Ha habido discos muy reseñables este año, de soul, como 74 de Sly Johnson, del que ya hablé aquí hace un par de meses; o de rap, que este año ha dejado buenos trabajos, como el de Sharif: A ras de sueño. O el de otro maño, en este caso el primer disco completamente en solitario de Rapsusklei, Pandemia. En el terreno del rock de cantautores, me ha parecido de los mejores Daiquiri Blues de Quique González, que pensaba que había salido este año, pero resulta que contrastando diferentes fuentes es de 2009.

Sin embargo, me he decantado por un disco de esos que salen para sacar tajada de un artista muerto.

  • Título: El alpinista de los sueños. Tributo a Antonio Vega
  • Intérpretes: varios cantautores.
  • Nacionalidad: española.
  • Sello: Universal.
  • Año: 2010.
  • Género: pop, rock.

Están en este disco todos los cantautores de moda. Modernitos la mayoría de ellos, como Lori Meyers, Marlango, Zahara, Love of Lesbian, otros dinosaurios como Bunbury o Los Planetas. Y comerciales, como Nena Daconte o Amaral. De estos últimos, la versión es bastante mala.

Y ya está casi todo dicho, interpretaciones nuevas de las canciones más famosas del compositor madrileño, fallecido en 2009. Algunas muy curiosas como la de Bebe con el rapero y cantante Shinoflow, otras bastante dignas como El patio de mi recreo, de Marlango. La increíble voz de Anni B Sweet versionando “Se debaja llevar por ti”.  Y la que más me gusta:

En Facebook podéis escribir vuestras recomendaciones de 2010.

, , , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios

(시) Poetry

 

  • Título: Poesía
  • Título original:
  • Director: Lee Chang-dong (이창동).
  • Nacionalidad: Surcoreana.
  • Productora: Korea Theatrical Run.
  • Año: 2010.
  • Género: drama.
  • Reparto: Yoon Jeong-hee (윤정희), Kim Hee-ra (김희라), Lee David (이다윗), An Nae-sang (안내상 ).

Acaba de estrenarse. Drama con imágenes líricas. Poesía. Un filme surcoreano. Sobre el dolor. Una violación. Sobre un taller de poesía. El alzheimer. Sobre el olvido. Un filme sobre una anciana, encarnada por Yoon Jeong-hee, una gran actriz del país asiático. No he ido a verla, pero me han entrado ganas leyendo sobre ella.

Os recomiendo la crítica del casi siempre magnífico Jordi Costa en El País de ayer. Y la reseña en Babelia.

Y aunque no se entienda porque está en coreano, os dejo la página web oficial de la película.

, , , , ,

1 comentario

Capote

  • Título: Capote
  • Director: Bennett Miller.
  • Nacionalidad: estadounidense.
  • Productora: Sony Pictures Classics.
  • Año: 2005.
  • Género: drama, biográfico.
  • Reparto: Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener, Clifton Collins Jr., Mark Pellegrino.

Capote es una película que, cuando te despierta una sonrisa, te hace comprender la profundidad del drama. Es una cinta de contrastes que utiliza las dos figuras fundamentales, la del escritor Truman Capote y la del asesino Perry Smith como simbólos de dos mundos que parecen ser el mismo.

La amiga de Truman Capote, la escritora Nelle Harper Lee (Catherine Keener), el otro asesino, sus editores, su pareja. En este filme hay muchos personajes, sin embargo, el propio trailer nos destaca fundamentalmente el binomio Capote/Smith. El éxito y el crimen, las luces y las sombras. La celda oscura deja paso a los focos de un escenario, la alfombra roja al paseíllo al ser detenidos.

Aun así, Capote nos enseña la humanidad de Perry Smith, sus matices, empatizando con el espectador y al mismo tiempo, la impiedad de Truman Capote, un ser sensible pero subido al caballo de las fiestas caras, el postín, la fama, el escritor que se preocupa por sus ventas, por la recepción de su libro y que prefiere “sacrificar” la libertad de los asesinos a cambio de un buen final para A sangre fría.

Como la mayor parte de los que me leéis habéis visto esta película, me gustaría saber si creéis que la clave de ella está en el esa polarización entre el bien y el mal y en la posible conclusión de que nadie es bueno o malo en sí mismo. Todo esto entronca con el Nuevo periodismo, el estilo periodístico “humano”, donde el profesional se involucra en la historia y la hace suya. Esta historia es como la novela de Capote, una historia global, donde no hay un punto de vista, aunque haya un protagonista. Es una historia donde el espectador puede llegar a amar a un asesino y despreciar a un honorable escritor.

, , , , , , ,

5 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: